¿Música Sexy O Sexista? Cuando los límites dejan de existir

Hemos perdido un poco la cabeza, se ha roto la linea entre sensualidad y sexo, entre sugerir y enseñar y ya nada nos sorprende.

Es cierto que no es la primera vez que esto ocurre, ya nos pasó tiempo atrás. Por desgracia desde principios del 2000 la temática gangsta y estilo de vida opulento han impregnado la música. Ya no basta con que una canción esté correctamente ejecutada: tenga un buen ritmo, un buen estribillo o sea pegadizo… ya no importa.

Me viene a la memoria el video de 50cent con Snoop Dog P.I.M.P en el que vacila de una forma grotesca un estilo de vida superficial donde las mujeres son carnaza, un trofeo de cama. Recuerdo el asco que me produjo y como desde entonces el patrón se repite.
Entre los más famosos a destacar el de Robin Thicke Blurred Lines, el que he de reconocer que tiene una base pegadiza, pero la letra machista se come toda la intención, te venden la imagen de nena tonta pero atrevida (florero) que es una buena chica porque está muy buena.
por eso me quedo con esta versión que pone las cosas en su sitio.

 

Todo esto viene al paso del nuevo single de Jason Derulo y Nicky Minaj en el cual queda totalmente reflejado que la música ha muerto. Una sucesión de postureo del bueno en el que las chicas, el alcohol y los deportivos se suceden en una vorágine superficial y banal sin ningún sentido.

Siempre he entendido la música como un canal de comunicación universal en el que había cabida para el amor, el odio, la reivindicación contra el poder establecido, la poesía, la esperanza… durante muchos años fue fuente inagotable de pensamientos que cambiaron el mundo. Hoy días se está convirtiendo en la banda sonora de un movimiento retrogrado que denigra a las mujeres y enaltece al hombre rico sobre todas las cosas.
Enfatizo sobre todo en el Hip Hop, han pasado de hablar de los problemas del barrio, de la desigualdad entre clases sociales para vacilar y mostrar una vida elitista y superficial.
Así que, en conclusión: bájate una base de internet, mete cuatro palabras lo más ridículas y estúpidas que puedas, llama a dos chicas, que estén muy buenas y que lo importe menear el culo y ¡et voila! Ya puedes ser músico y subir tu tema a itunes…
¿Esto es lo que queremos? ¿Hacia dónde vamos? Yo no lo sé, pero espero estar ahí para contarlo.
Por eso quiero terminar con una canción que define la música, la sensualidad y el erotismo de una manera sencilla. Se puede ser sexy sin bajarte las bragas, eso es esencia, eso es ROCK’ N’ ROLL

Gracias Screamin’ Jay Hawkings por este temazo atemporal.

 

 

 

 

 

Totana,1984. Crecí entre los discos de Los Pecos de mi madre y los casetes de Formula V de mi padre. Soy técnico de Marketing enfocado al grafico, a la creación de contenido y al diseño. Tengo los oídos bien entrenados a base de Rap, Rock, shogaze o Metal, paso del indie a la copla, o del Trash a la clásica... no me importa el género siempre que la canción merezca la pena. Mi otro yo es escritor, y ha publicado dos novelas “La luna roja de Siberia" y “Omega, el Ángel caótico”. Amante de la peor ciencia ficción y la serie Z. Coleccionista de vinilos compulsivo, desde Nino Bravo a Marilyn Manson, para mi madre: soy un caso perdio.

One thought on “¿Música Sexy O Sexista? Cuando los límites dejan de existir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.