Entrevista con Flavio Bánterla, el hijo pródigo del Synth Pop

    • Háblanos un poco de ti ¿Quién es Flavio Bánterla y de dónde vienes?…

Nací en un pueblo de Verona, en Italia, crecí en una casa de campo. De pequeño me quejaba de que vivía lejos de mis amig@s pero supongo que la naturaleza me ha dado otras cosas. Con 18 años me fui a estudiar a Padua, pedí una beca ERASMUS y acabé en Donosti… Aquí sigo por Gipuzkoa.

    • ¿Qué podemos encontrar en tu disco Mystic Pop?

13 canciones, ahora me parecen muchas. No tenía planeado hacer un disco, las compartía de una en una cuando las terminaba. Y cuando salió la oportunidad de trabajar con Warner ya se me habían acumulado. Son temas que hablan todos de lo mismo desde puntos de vistas diferentes: ¿cómo alcanzo la felicidad independientemente de lo que me pasa?

    • Canciones como Marcas tienen un toque muy ¿de dónde proviene tu sonido tan característico?

¡No se muy bien como ha pasado! Quizás porque mi hermano escuchaba A-Ha o Sigue Sigue Sputnik a toda pastilla en los 80. El caso es que, a pesar de haber montado bandas de pop, stoner y rock progresivo, las canciones que más me gustan siempre tienen un arpegio de sintetizador.

    • Tus letras viajan del italiano al castellano con asombrosa facilidad ¿Cómo ha sido grabar estos temas en la lengua de Cervantes?

Soy muy cabezón con los idiomas, leo mucho y el castellano para mí ya es una primera lengua. Desde hace años pienso (¡demasiado!) y sueño en castellano, por lo que hacer letras en este idioma es algo natural.

    • ¡Más de 280.000 reproducciones en Spotify del single! ¿Cómo llevas eso de saber que hay tanta gente tras tu música?

Veo el numerito subir, pero me cuesta creerlo… Supongo que el tema ha gustado, es muy adecuado para la época en la que vivimos. Es la historia de dos agujeros negros que están a punto de fundirse, generando ondas gravitacionales. Un encuentro que es delicado y gigantesco a la vez, y un elogio al momento presente. ¡Sigue teniendo unas mil escuchas diarias, lo cual es alucinante!

    • Juegas muy bien entre el inglés y el castellano a la hora crear canciones… ¿a qué se debe este vaivén? ¿hay canciones que solo pueden ser concebidas en un idioma en concreto?

A veces uso frases en distintos idiomas por juego o por quitarle dramatismo a algo que, si lo escuchas en tu idioma, puede resultar engorroso. “Innalziamo gli spiriti” en cambio salió en italiano tal cual, desde la nada.. y eso es intocable.

    • ¿Cómo está siendo el contacto con el público con la puesta en escena del nuevo disco?

Somos 8 personas en el escenario en los conciertos grandes, incluyendo 3 violinistas y una bailarina. El espectáculo es una especie de meditación y se suele generar una conexión muy bonita. Si eres una persona muy racional puede que te lleves algún susto. Hace poco me dijeron que alguien se sentía incómodo por mi traje blanco y por la letra de la canción “Elegir la belleza”. No me extraña haha, incluso yo mismo cuando lo pienso lo veo extraño. La cosa es precisamente no pensar. Por ejemplo, l@s niñ@s se aprenden mis temas de memoria, por algo será.

    • ¿Dónde podemos encontrar el disco?

Está en todas las plataformas de streaming y en las tiendas físicas.

    • ¿Próximas actuaciones?

Estamos preparando sorpresitas en este sentido, incluyendo un “Yoga tour 2019”. La idea es hacer una gira en centros de meditación, donde seguro que me entienden a la primera, ¡pero habrá fechas también para gente normal haha! Estaros atent@s 😉

Totana,1984. Crecí entre los discos de Los Pecos de mi madre y los casetes de Formula V de mi padre. Soy técnico de Marketing enfocado al grafico, a la creación de contenido y al diseño. Tengo los oídos bien entrenados a base de Rap, Rock, shogaze o Metal, paso del indie a la copla, o del Trash a la clásica... no me importa el género siempre que la canción merezca la pena. Mi otro yo es escritor, y ha publicado dos novelas “La luna roja de Siberia" y “Omega, el Ángel caótico”. Amante de la peor ciencia ficción y la serie Z. Coleccionista de vinilos compulsivo, desde Nino Bravo a Marilyn Manson, para mi madre: soy un caso perdio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.