• Estáis dando mucho que hablar últimamente desde la salida del nuevo material… así que, para quien no os conozca, ¿Quiénes son The Clods Band?

Cuatro amigos, después músicos que han encontrado la forma de realizar su trabajo a través de los lazos que les unen. Cada uno percibe la formación y su por qué de una forma distinta, cada uno aporta un matiz único y en su conjunto se conforma The Clods Band. Cuatro imbéciles, cuatro bombillas encendidas.

• Habladnos un poco del video de COVEN y ese aquelarre de incomprendidos ¿Cómo os surgió la idea?

 Coven surge de una idea que llevaba rondando nuestras cabezas un tiempo. Queríamos hacer una canción con cierta carga social y que reflejase de algún modo aquello que nos preocupa o lo que sentimos al respecto del mundo en el que vivimos. Nuestra intención era comparar a las minorías oprimidas, así como a los individuos que se sienten desplazados o alejados de lo que se considera “común” con aquellas brujas, científicos, genios que tenían ideas que no correspondían a su tiempo y que fueron perseguidos y martirizados por ello. Queríamos crear la idea de un aquelarre moderno, en el que la gente se reúne, baila, canta y celebra sus diferencias en lugar de sentirse mal por ellas. Y por supuesto, quisimos trasladar eso al videoclip de una manera desenfadada y alegre.

• En canciones como “Coven” encontramos un ritmo cargado de y positividad y un toque garajero ¿de dónde proviene tu sonido tan característico? ¿Qué es en realidad el Happy rock?

Metes a cuatro personas en una habitación, las cuatro sienten pasión por un tema pero no hablan el misno idioma. Eso es nuestro sonido, se encuentra en el cruce en el que estamos, a medio camino entre el blues de Robert Johnson y el grunge de Nirvana. ¿Respecto al Happy rock? Happy rock es cuando Lucas se emociona con la guitarra y se tira al suelo, cuando Calero se pasa todo el concierto con la lengua fuera, cuando Azul cierra los ojos para no ver al público en un intento de que el público sea quien les vea, cuando Miriam se concentra tanto en el bajo que se le olvida que está de fiesta, y el mágico momento en el que lo recuerda. Nosotros somos happy rock.

  • Encontramos en vuestra música ese buen rollo que dan grupos como Crystal fighters o kakkmaddafakka, ¿de dónde vienen vuestras influencias?

Los cuatro coincidimos en grupos como los Fratellis, the Clash o Nirvana; pero con diferencias radicales. Mientras que Calero escucha ACDC y grupos más metaleros, Lucas tira hacia Lou Reee y al delta blues. Azul oscila entre Abba y el grunge más sucio y Miriam va desde Anthony and the Johnsons hasta el punk más estrambótico.

• Nos ha gustado tanto que se nos ha hecho corto… ¿ganas de pasar pronto por el estudio para sacar nuevo material?

Sobre lo del estudio, habrá noticias pronto. De momento vais a tener que seguir escuchando Libido o Coven e intentar imaginar qué viene después.

• ¿Cómo está siendo el contacto con el público con la puesta en escena?

 Estamos trabajando la puesta en escena, nos atormenta la idea de ponerle un micrófono al batería; sabemos que todo el mundo se reiría pero no sabemos si podemos controlarlo. El público es el único grupo grande de gente que nos gusta y nos cae bien.

• ¿Qué planes tenéis de futuro a corto plazo?

Inmediatamente queremos petarlo en Murcia el 4 y en Madrid el 26 de Octubre, y en general nos gustaría ir a festivales por todo el territorio nacional. 

Post Author: Juanmi López

Nací 1984, crecí entre los discos de Los Pecos de mi madre, con los cassetes de Juan Pardo y Formula V de mi padre y las canciones populares que recordaba mi abuela. Mi infancia pasó todo lo normal que debería hasta que un día con 13 años, en casa de mi mejor amigo llego a mis oídos el single The Beautiful People de Marilyn Manson, y ahí explotó todo.

Más de quince años después sigo con la misma ilusión de siempre, o más. Recopilo discos de vinilos olvidados para darles la vida que se merecen. Miles de horas escuchando, analizando, recopilando emociones  y experiencias que componen la banda sonora de mi vida.

En la actualidad:

Combino mi trabajo de Gestor de contenidos  y RRSS en  Newgarden Spain con mis otras grandes pasiones el cine y la literatura. De esa mezcla nacieron mis dos primeras novelas “La luna roja de Siberia" (2010) que vendió dos ediciones superando las 600 copias y “Omega, el Ángel caótico” un thriller de ciencia ficción inspirado la América de los años 50.

Pero como diría Helena Miquel ¡esto no se para! Continúo con varios proyectos literarios, desde cuentos infantiles ilustrados a guiones para proyectos cinematográficos.

Desde 2015 entré en la redacción de QHEM (quehacerenmurcia.com)

He tenido la suerte de poder compartir momentos inolvidables con grupos de la talla de  Love of Lesbian, Izal, Sidonie, Zahara, La Unión, Sobêr… hasta más de 50 artistas entrevistados y aumentando. Sí, yo soy ese loco de la libreta al final de la sala…

Y como soy de los que piensan que dormir es innecesario para vivir,  creé la LA GRAMOLA ENCENDIDA para dar voz a todos aquellos que quieran disfrutar de la buena música, para dar a conocer a nuevas bandas de nuestra tierra y expandir su sonido hasta cada rincón de la red.

Si este plan te gusta,

Agárrate, esto acaba de empezar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts More From Author

A %d blogueros les gusta esto: