El amor sin límites, la desgarradora historia de Jane Birkin y Serge Gainsbourg.

Cuando eres una devoradora de libros y te dicen, ¿oye, por qué no lees libros sobre música y escribes algo en la Gramola Encendida? Contestas que, “qué coño, pues claro que sí”, empecé con un libro ilustrado de Marisa Morea “I will always love you” o “Amores, rupturas y canciones que han hecho historia”, y he decidido empezar por la historia de amor que más me ha conmocionado.

Juntos formaban una pareja destacada en su generación, ninguno de sus pasos artísticos en el cine y la música pasaban inadvertidos para nadie.

Esta es mi versión de la historia de Jane Birkin y Serge Gainsbourg. Jane era una joven londinense que decidió trasladarse a Paris después de una abrupta ruptura con John Barry, estudió interpretación siguiendo los pasos de su madre la actriz Judy Campbell, interpretó varias películas antes de su marcha a Francia, hizo una prueba para Slogan de Pierre Grimblat, allí conoció a Serge quien la hizo llorar ante la cámara, Jane estaba rota, abandonada por su primer marido y sola con su hija, así comenzaron su devoradora y apasionada historia de amor en 1968, ese mismo año se casaron. Serge era por entonces una de las máximas figuras del pop francés del S. XX, junto a él debutó como cantante con la canción más famosa para hacer el amor de todos los tiempos, “Je T´Aime…Moi Non Plus”. Este sencillo erótico fue censurado en varias radios y países (incluida España) que llegó a ser el nº 1 en casi todo el mundo. Los rumores decían que los gemidos de Jane eran reales, pero años después el propio Serge lo desmintió en una entrevista.

Este tema originariamente había sido compuesto para Brigitte Bardot que se negó a que Serge lo editara por su alto contenido sexual ya que estaba casada en aquella época y a su marido no iba a hacerle mucha gracia oir gemir a su esposa con otro, jeje… Serge supo componer canciones para Jane, utilizando con lo que sería su marca distintiva su débil voz tan frágil que parecía a punto de romperse. Su primer LP “Jane Birkin et Serge Gainsbourg” en 1969 fue su trabajo más íntimo y sofisticado debido a la composición, arreglos y producción del propio Serge. En 1973 llegó su segundo LP “Di Doo Dah” de nuevo con la susurrante voz de Jane. Juntos formaban una pareja destacada en su generación, ninguno de sus pasos artísticos en el cine y la música pasaban inadvertidos para nadie.

Durante los siguientes años Jane tuvo una prolífica carrera como actriz además del LP “Lolita go home” en 1975 y “Ex-fan Des Sixties” en 1978. Estuvieron juntos durante 12 años, 12 años de compartir amor y pasión por el arte, de dejarnos canciones icónicas y escenas de cine que perdurarán para siempre, se convirtieron en una pareja popular ante el público, Jane fue un icono de estilo con su inconfundible flequillo y su estilo propio, tenía hasta un bolso con su apellido, el famoso Bolso Birkin.

Pero se acabó el amor, en 1980 Jane decide dejar a Serge, su relación sufría debido a los problemas de él con el alcohol. Y aquí viene lo más grandioso para mí de esta historia, aunque ya no eran una pareja sentimental, Serge siguió siendo su productor musical y no sólo eso, sino que siguió componiendo canciones para ella, en palabras de Jane Birkin “Serge me fue fiel artísticamente hasta su muerte”, sus canciones eran auténticas odas a su amor por ella, a cómo seguía echándola de menos, “las mejores canciones que me escribió Serge fue las que hizo cuando le dejé” dice Jane. Está claro que de las historias de amor más bonitas y de la amistad nacen proyectos increíbles, pero que una relación termine y aun así siga quedando afecto y amor suficiente para seguir creando juntos es algo épico. En 1990 Serge le dedicó el disco “Jane: Amours des feints”, fue el último, un año después el músico francés murió. En palabras de Marisa Morea autora del libro comentado, Jane pasó tres días encerrada con el cuerpo de Serge, y éste se llevó consigo el muñeco de la infancia de Jane, que fue portada de uno de sus discos juntos.

“las mejores canciones que me escribió Serge fue las que hizo cuando le dejé”

Jane Birkin

Ella sabía que Serge había muerto enamorado de ella, pasar con él tanto tiempo (con su cuerpo) fue su forma de darle la despedida que ambos merecían, además unos días después Jane le dedicó un concierto en el Casino de París, cuando acabó la actuación todo el público se quedó en silencio, Jane dejó el micrófono en el suelo a modo de despedida. Una historia de amor que fue icono de la cultura francesa, Jane fue su musa y su gran amor porque en sus composiciones tras su ruptura Serge seguía manifestándolo. Pasaron siete largos años hasta que Jane publicara su primer disco sin Serge, en la actualidad Birkin tras sufrir varios reveses de la vida vuelve con canciones de su amado Serge pero esta vez llevadas por una orquesta sinfónica. Jane y Serge inseparables hasta el final, unidos para siempre por su amor y su arte.

Jane Birkin y Charlotte Gainsbourg (hija de ambos) inaugurando un jardín en su memoria.

La Chica de Amarillo

La Chica de Amarillo

Crecí junto a una persona que no se rinde, que está en constante cambio evolutivo, se adapta a la vida, es autodidacta, persigue sus sueños y para él no existe la palabra "No", dice: yo soy más rico porque dormir es de pobres según sus propias palabras. Así nació "la chica de amarillo" con una simple pregunta ¿Quieres ser la fotógrafa de la "Gramola"? Con un "sí" rotundo y con la firme determinación de aprovechar la oportunidad de aprender, de vivir experiencias y amar la música de un modo diferente. ¡Y a vivir que son dos sílabas!

Un comentario en “El amor sin límites, la desgarradora historia de Jane Birkin y Serge Gainsbourg.

  • Avatar
    el enero 2, 2020 a las 9:19 pm
    Permalink

    Una historia conmovedora, me ha emocionado.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: