¿Era Elvis un extraterrestre?

¡Pero como me gustan las teorías conspirativas sobre los sucesos del Rock y el contacto con los alienígenas! En este caso traemos la historia de Elvis Presley y sus supuestos sucesos “en la tercera fase”. Todo se remonta al día de su nacimiento. Contaba su padre que mientras su madre daba a luz salió al porche de su casa y un enorme haz de luz azulada calló sobre ellos, era un Ovni. La madre dio a luz al hermano gemelo de Elvis muerto, y treinta y cinco minutos más tarde nació Elvis. Lo que hacía pensar que esos seres del espacio habían suplantado al bebé en el vientre de su madre por Elvis. Un extraterrestre entre nosotros.

El mismo Elvis aseguraría que a sus ocho años de edad tuvo contacto telepático con dos seres extraterrestres que le mostraron un hombre de blanco entre la multitud, gozando de éxito y controlando a las masas… (se cree que tuvo la visión de su espectáculo en las Vegas y su mítico mono blanco de brillantes.) Su belleza, sus peculiares movimientos de cabeza y esa atracción fatal del público le hacían parecer más un mesías venido de las estrellas, (recordad que fue el primer icono Rock de la historia).

Pero no todo queda aquí, durante toda su vida Elvis Presley se dedicó a coleccionar libros sobre extraterrestres más de 350 ejemplares de la materia y sobre todo de metafísica… era tal su obsesión que su manager, El coronel Parker, aseguraba que era muy excéntrico con el tema y su entorno, su obsesión era cada vez mayor.

Portada sobre el día de su muerte

He de ahí que el día de su muerte en 1977, a los 33 años de edad, los que lo conocían de cerca no aceptasen su muerte como algo natural por sus excesos, sino más bien, pensaran que había sido abducido y que había regresado a su planeta. Ya sabemos los miles de teorías conspiranóicas alrededor de la figura del rey del Rock, que si fue suplantado, que si se retiró de los medios por los problemas con la mafia, que si sigue vivo en México… todas ellas llenan de misticismos un legado vivo para siempre.

Totana,1984. Crecí entre los discos de Los Pecos de mi madre y los casetes de Formula V de mi padre. Soy técnico de Marketing enfocado al grafico, a la creación de contenido y al diseño. Tengo los oídos bien entrenados a base de Rap, Rock, shogaze o Metal, paso del indie a la copla, o del Trash a la clásica... no me importa el género siempre que la canción merezca la pena. Mi otro yo es escritor, y ha publicado dos novelas “La luna roja de Siberia" y “Omega, el Ángel caótico”. Amante de la peor ciencia ficción y la serie Z. Coleccionista de vinilos compulsivo, desde Nino Bravo a Marilyn Manson, para mi madre: soy un caso perdio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.