Descubriendo a Auto Sacramental

Vengo del punk rock y del emocore (tocaba el bajo y cantaba en Rollercoaster Kills) pero siempre me he sentido atraído por el synth pop y la electrónica. De hecho, antes de Auto Sacramental compartí un proyecto con el diseñador Igor Casayjardín que se llamaba Totale, más enfocado al minimal wave/ Italo disco.

Todo indicaba que acabaría montando Auto Sacramental, que es un proyecto muy personal donde dar rienda suelta a mis obsesiones.

Quería experimentar con algo que no sabía si iba a funcionar que era profundizar en las leyendas de la España Negra (la maldición de El Escorial, los fantasmas de las esposas de Felipe II, el monte Abantos, el supuesto ocultismo del régimen franquista, la historia del judío sefardita Corintio Haza, etc.) pero llevando esa temática a la pista de baile a través del synth pop. Me atrae la idea de juntar letras oscuras de temática histórica con canciones de pop pegadizas y bailables.

Mi primer EP estaba más centrado en explorar esos temas a través de Madrid y la Sierra Norte. Ahora estoy terminando mi primer disco que espero que vea la luz en octubre. En él, sigo transitando por esas sonoridades ochenteras y explorando la misma temática en las letras pero sin estar tan enfocado en una geografía concreta, sino de manera más amplia.

  • ¿Estás preparado para someterte al cuestionario de La Gramola Encendida?
  1. Una canción para empezar el día: Cualquiera de Christine & the Queens, tienen un rollo synth pop luminoso perfecto para empezar el día. Por ej. “Comme Si”.
  1. Una para regalar: Depende de a quién… a mi pareja, “I would die 4 U” de Prince aunque ella es más de Townes Van Zandt…
  2. Una para disfrutar en verano: “Comeback Kid” de Sharon Van Etten, tiene mucha energía a la vez que nostalgia… ese es el sabor del verano, ¿no?
  3. Una que te gustaría convertir en cover: “Cop Killer” de John Maus, el maridaje perfecto entre synth pop épico y mensaje punk.
  4. Una que te recuerde a tu infancia: “Breaking the Law” de Judas Priest… sí, de pequeño pasé una fase de cómics y heavy metal que ha dejado huella.
  5. Una para volverse loco: “Something I Learned Today” de Hüsker Dü… temazo de 2 mins de hardcore-puño-en-alto… de adolescente me metí de lleno en el emo-punk y no se si lo he superado del todo, jeje.
  6. Una para bailar pegados: “Be My Baby” de las Ronettes… La canción que bailé en mi boda.
  1. Una que te averguence reconocer que te gusta: no me averguenza pero a la gente le pilla por sorpresa lo mucho que me gusta Rihanna, sobre todo su ultimo disco, “Anti”. El secret hit es “Kiss it Better”.
  2. Una para ir de de viaje: para conducir, Kraftwerk, claro. Pero mejor un álbum entero, que es más “panorámico”… Desde el Autobahn en el 74 hasta el Computer World en el 81, me vale. Son todos perfectos.
  3. Un clasico que odies: odio las canciones convertidas en himnos de fútbol, desde el “World in Motion” de New Order hasta el “Waka Waka” de Shakira.
  4. Una que nunca puede faltar en tu fiesta: ahora mismo, “About Work The Dancefloor” de Georgia, temazo de synth pop romántico con mensaje anti-capitalista.
  5. Una de película: Estoy entre la BSO de Blade Runner de Vangelis y el momento de Donnie Darko en el que suena “Love Will Tear Us Apart” de Joy Division.
  1. Un clasico que ames con locura: “Looking for the Perfect Beat” de Afrika BamBaataa… ese momento en el que se juntan el synth pop y el funk y nace el “electro”… antes incluso del techno y del hip-hop. Era la música del futuro en los 80… MAGIA.
  2. La favorita de tu idolo: podría ser “Sound & Vision” de Bowie o “Some Weird Sin” de Iggy Pop… no soy de tener ídolos pero en todas mis diferentes fases musicales nunca he dejado de escuchar a estos dos referentes.
  3. Una para que suene en el fin del mundo: No sé por qué pero me veo en la azotea de mi piso escuchando los singles de Parálisis Permanente al máximo volumen posible, para suplicio de los vecinos… “Autosuficiencia”, “Unidos”, “Un Día en Texas”. No hay nada que haya salido de Madrid que merezca más ser la BSO del Apocalipsis.

Sigue a Auto sacramental en INSTAGRAM

Nací 1984, crecí entre los discos de Los Pecos de mi madre, con los cassetes de Juan Pardo y Formula V de mi padre y las canciones populares que recordaba mi abuela. Mi infancia pasó todo lo normal que debería hasta que un día con 13 años, en casa de mi mejor amigo llego a mis oídos el single The Beautiful People de Marilyn Manson, y ahí explotó todo. Más de quince años después sigo con la misma ilusión de siempre, o más. Recopilo discos de vinilos olvidados para darles la vida que se merecen. Miles de horas escuchando, analizando, recopilando emociones  y experiencias que componen la banda sonora de mi vida. En la actualidad: Combino mi trabajo de Gestor de contenidos  y RRSS en  Newgarden Spain con mis otras grandes pasiones el cine y la literatura. De esa mezcla nacieron mis dos primeras novelas “La luna roja de Siberia" (2010) que vendió dos ediciones superando las 600 copias y “Omega, el Ángel caótico” un thriller de ciencia ficción inspirado la América de los años 50. Pero como diría Helena Miquel ¡esto no se para! Continúo con varios proyectos literarios, desde cuentos infantiles ilustrados a guiones para proyectos cinematográficos. Desde 2015 entré en la redacción de QHEM (quehacerenmurcia.com) He tenido la suerte de poder compartir momentos inolvidables con grupos de la talla de  Love of Lesbian, Izal, Sidonie, Zahara, La Unión, Sobêr… hasta más de 50 artistas entrevistados y aumentando. Sí, yo soy ese loco de la libreta al final de la sala… Y como soy de los que piensan que dormir es innecesario para vivir,  creé la LA GRAMOLA ENCENDIDA para dar voz a todos aquellos que quieran disfrutar de la buena música, para dar a conocer a nuevas bandas de nuestra tierra y expandir su sonido hasta cada rincón de la red. Si este plan te gusta, Agárrate, esto acaba de empezar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *