Música para disfrutar en familia, así es La Gramola Kids

Esta claro que música debe de haber de todos los colores, y (casi) toda canción tiene su momento. No es lo mismo escuchar música en la intimidad y tranquilidad de tu casa, cuando nadie te ve; que en una boda después de unas cuantas copas, donde la vergüenza se pierde y nuestro cuerpo solo reclama estribillos, movimientos e incluso bailes, absurdos.


Lo mismo sucede con la música para niños, o mejor dicho, para toda la familia. Es un mundo amplio y desconocido, con bastantes prejuicios por el público al que va dirigido. La música familiar no tiene porqué tener letras simples, vacías, con un animal de granja como protagonista, o tiene que ridiculizar al que lo canta (todos profesionales) o al que lo escucha o baila.
Bien es cierto, que cada cual hace el uso que cree conveniente, y existe un tipo de personas que lo utilizan como efecto hipnotizador para que los más pequeños de la cada no les molesten, de tal manera que los anulan frente a una pantalla con vídeos en bucle de animaciones de todas las calidades, y con una música infernal que derrite sus corneas y cerebros.


POR ESO, desde La Gramola queremos homenajear a una camada de grupos que están haciendo cosas maravillosas en el ámbito de la música familiar. Muchos comparten talento multidisciplinar (poesía, teatro, folklore o tradición…) y todos tienen detrás un carácter inconformista y revolucionario en sus escenarios. Y lo mejor de todo… hacen buena música. Cuidan las letras, los mensajes y las composiciones. Saben que lo que proyectan es lo que baila los corazones de familias que dedican interés (sin esfuerzo) a planear conciertos, fiestas o simplemente bailes en casa.


A mí, particularmente, me gusta denominarlos (con respeto hacia todos el mundo) grupos con “efecto pixar”, dedicados a todos los públicos, pero con guiños e indirectas a padres con contenidos enriquecedores. No tienen que educar, pero educan en una forma de concienciar e interpretar la música, sociedad y nuestro planeta en general.


Muchos de ellos tienen miembros de grupos de reconocido nombre en el mundo de la música “para adultos” (aunque es un error denominarla así, porque los niños pueden y deben escuchar TODA), muchos tienen grandes productoras, músicos y letristas. Desde esta nueva sección, hablaremos con algunos de ellos, e iremos creando playlist para compartir esas canciones con las que algunos ya hemos bailado en el salón de nuestras casas, en plazas o en teatros por igual. Sin vergüenza, con respeto por lo que hacen, igual que sabemos que ellos lo hacen cuando crean y cuando nos cantan. Porque de eso se trata, de enseñarle a los niños toda la música, para que con su criterio, tomen sus propias decisiones y elaboren su cultura musical propia. Y que bailemos todos como salvajes.
Primera entrega… La Chica Charcos & The Katiuskas Band.
Bienvenidos!!!

Murcia. 1982. Fanático de la música y sus letras. Coleccionista de vinilos. Obsesionado con conocer cosas nuevas, tengo loco el algoritmo de Spotify. Intento ir a todos los directos que me permiten las normas y los peques, con los que comparto todo lo anterior. AlterEgo como escritor de poesía en IG en @tabule.fresquito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *