El Hermosa Fest cierra la temporada de festivales lleno de amor y orgullo.

El broche final a la temporada de festivales lo puso el recién incorporado HERMOSA FEST (La Manga, Murcia). Un evento inclusivo para todo tipo de públicos donde el amor y la libertad fueron los principales cabezas de cartel. Sonia, nuestra compañera, vivió su primer contacto con La Gramola Encendida tomando el testigo para este festival y estas son sus impresiones:

Empezó el festival Hermosa con ese clásico OBK, que nos trasladó a una juventud pasada ya, bueno, no estuvo mal aunque a veces el pasado era más interesante eso, en el que fue su tiempo. 

A Javiera Mena le faltó puesta en escena, aún y así me encanta,  y Natalia Lacunza puso el toque melancólico y llegó la Casa Azul en el mejor concierto que he visto de ellos, no sé el presupuesto que se gastaron en cañones de papelillos, la gente (yo incluida) no paró de bailar y gritar, Guille además estuvo cercano, explicando de donde venían las letras y demás. Espectáculo en todo su esplendor, luz, color, papelillos, buena música, lo dieron todo como nunca y desde luego les salió redondo. Todos los fans de la casa azul emocionados, las sonrisas no se borraban de sus caras. 

Javiera Mena

En cuanto a Varry, a ver, empezaron tarde, muy tarde y después de un grandiosa casa azul, y para colmo la primera canción no se oía nada y no se dieron cuenta hasta pasado un buen rato, y cuando empezaron a sonar se oían con una especie de niebla , la verdad, me fui, creo que fue un error que empezaran tan tarde, tenía muchas ganas de escucharlos pero la hora y los problemas técnicos quitaron las ganas.

Llegamos a el Sábado, empecé por Travis, bueno, bien para mí un descubrimiento no las conocía y me gustaron bastante. Las Marlenas las vi inseguras, no creen en ellas, pensar que deben de cantar covers para que la gente no se aburra no dice mucho de la fe que tienes en tu propio trabajo. 

Travis Birds

La gente fue llegando por gotero hasta que se acercó la hora de Las Nancys y Fangoria, ni que decir tiene, ambos espectáculo total, por supuesto Fangoria se lleva la palma, esos bailarines, esa puesta en escena y esa Alaska eran para sus fans más que la virgen del Rocío para los rocieros, fans super fans que se sabían todas las letras y coreografías, gente de todas las edades bailando las mismas canciones y ellos muy amables y cercanos. Los únicos en todo el festival, que al saludar mencionaron a La Manga del Mar Menor, siendo de aquí, yo lo agradezco, jeje. Volvieron los problemas de sonido con Fangoria, ella salió , explicó el tema con mucho cariño y pudieron seguir dándolo todo.

Mario Vaquerizo, Frontman de Nancys Rubias

Por supuesto, si tuviera que elegir un grupo sería La Casa Azul, sí, cierto soy super fan, era de esperar, pero es que hasta aquellos que no los conocían se han vuelto super fans después de este conciertazo de luz, color y amor, esa noche Guille cantó para mí y creo que es el sentir de todos los que allí estuvimos.

Si tuviera que usar una sola palabra para definir el festival sería diversión. Reinó el buen ambiente y las ganas de pasarlo bien de la gente por encima de todo. En cuanto a la organización y limpieza todo muy bien, de los precios de las bebidas no hablamos , prohibitivos como en todos los festivales. Colas bien gestionadas, baños limpios, cerveza fría, puestos de comida y buenas vibras. A pesar de los problemas técnicos que tuvieron, creo que la organización lo hizo muy bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.